Félix J. Palma y María Fortea. Foto Rocío Parrilla

Félix J.Palma y María Fortea se conocieron hace seis años a través de Facebook y precisamente la “universal” red social tiene un papel fundamental en el último trabajo que ambos han presentado, ‘El amor no es nada del otro mundo’. Una comedia romántica “para adultos” -como la ha definido algún lector- que te atrapa por su complicidad, su humor, su capacidad de asombro y básicamente por ese inusual “triángulo amoroso” que te transportará a otros “universos paralelos”.

¿Cómo surge la novela?

María F.: Cuando nos conocimos y empezamos una relación sentimental él estaba con una labor de documentación ingente sobre el multiverso porque era algo que iba a ubicar un poco en ‘El mapa del cielo’ y, mucho más en la siguiente, ‘El mapa del caos’, que ya la tenía tramada. Comencé a ayudar, sobre todo, en esta documentación más científica y de física cuántica, y de ahí surgió paralelamente una especie de taller literario continúo con él. Así que, por un lado, estaban mis ganas de escribir, y por otro, esa convivencia con un escritor durante 24 horas convertida en un taller literario personal gratuito que ha durado seis años. A raíz de conversaciones sobre los universos paralelos se nos ocurrían muchas ideas para otras novelas -aparte de la que él estaba escribiendo- y empezamos a preguntarnos: ¿qué les pasaría a un pequeño grupo de personajes actuales si de repente descubrieran que el multiverso sí es verdad, que hay universos paralelos en los que nosotros somos también los protagonistas, pero vivimos otras vidas porque hemos tomado otras decisiones? ¿Y qué pasaría si descubriéramos que se pueden atisbar, que se pueden ver y se pueden espiar? Y todo ello a través de un ojo de cerradura que en este caso es Facebook”.

Andalucía al Día, el amor no es nada del otro mundoConforme el lector va avanzando en la novela se dará cuenta de que ‘El amor no es nada del otro mundo’ es mucho más que una comedia romántica

María F: Quisimos que la novela tuviera una envoltura “engañosa” para el lector. Es decir, que pareciera que estaba leyendo una comedia romántica al uso, con los clichés habituales del chico tímido y perdedor (que en este caso es Ismael, el protagonista) super enamorado de “un ideal” de chica (Amanda) a la que ha intentado volver a recuperar y, de repente, que eclosionara ese elemento fantástico y trastocara todos los esquemas que se estaba haciendo hasta el momento. Al final acabas descubriendo que realmente estás leyendo algo más que una comedia romántica.

¿Hay base científica para los universos paralelos?

Félix J.P: Es verdad que cuando surgió el concepto de universos paralelos con las primeras investigaciones cuánticas era únicamente ciencia ficción, pero cuando yo estaba escribiendo ‘El mapa del caos’, conocimos estudios recientes de un par de universidades en California y Australia, cuyos científicos demostraban que vivíamos en un multiverso. No se sabe cuántos mundos hay, pero sí cómo están conectados entre ellos y la fuerza -de repulsión- que los mantiene separados.

¿Cómo ha sido la escritura a cuatro manos? ¿Más engorrosa, más fácil o simplemente diferente?

María F: Nos hemos visto obligados a hacer un trabajo previo de trama muy exhaustivo para que todo estuviera muy bien delimitado, esto es, qué es lo que iba a pasar en cada momento, cómo eran los personajes, cómo reaccionaban, etc., para que cuando tuviéramos que hacer el reparto de capítulos que cada uno iba a escribir por separado en su despacho, pisáramos sobre terreno firme. Así sabíamos lo que cada uno estaba escribiendo y no se invalidaba el trabajo del otro al venir con ideas brillantes de última hora.

Felix J.P: Al escribir a cuatro manos es necesario una trama férrea. No es más complicado, pero no se puede hacer si no tienes una planificación de la novela. Uno en solitario sí puede escribir sin brújula -como se suele decir- y hacer un plano de la novela a ver qué sale. Al ser dos personas eso es imposible.

Andalucía al Día, el amor no es nada del otro mundoEn uno de los capítulos surge el concepto ‘transreal’ que ha causado furor entre los lectores

María F: Ese capítulo me tocó a mí precisamente. Nuestro protagonista (Ismael) es una persona que tiene una postura vital que es totalmente contraria a Amanda, nos gustaba mostrar esas dos actitudes encontradas. Al contrario que Amanda, que ha tomado la felicidad como una decisión personal, Ismael siempre piensa que la felicidad va a estar en un lugar donde él no se encuentre, y eso es una trampa terrible para cualquiera, porque si va a estar siempre en el lugar dónde tú no estás, aunque llegues a ese lugar donde allí la crees atisbar, la felicidad automáticamente se moverá al lugar de donde tú saliste. Yo le quería poner un nombre a esa sensación, una sensación vaga y difícil de canalizar. Y como estábamos hablando de los universos paralelos, pues era perfecto, porque lo que él siente es que está en el universo que no debería, en la realidad equivocada, y si es verdad que existen infinitas realidades y que cada una la habita un gemelo viviendo la vida que a él le corresponde, qué pasaría si hubiera habido un “transpapeleo cósmico” y un gemelo estuviera en una realidad y el otro en otra, entonces serías, transreal.

Félix J.P: Ah significaba eso ¿no? (risas). La verdad es que ha tenido mucho éxito esta acuñación o “palabreja” porque hay muchos lectores que nos dicen que se sienten “transreales”, que sienten lo mismo que los personajes. E incluso se hizo un hashtag en twitter y había mucha gente que decía ‘yo también soy un #transreal’.

¿Vuestro círculo de amigos o conocidos os ha servido para crear los perfiles de los protagonistas o habéis volcado vuestras propias experiencias?

MARÍA F: Hay mucho de nuestros sentimientos, como te comentaba antes, porque ha sido una novela que ha surgido de muchas conversaciones sobre lo que nosotros reflexionábamos a nivel personal, como pareja. El tema de las redes sociales era algo que nos fascinaba, este cambio que ha habido en la sociedad a nivel mundial en tan poco tiempo y tan rápido.Y así surgió Ismael, inicialmente una persona insatisfecha con el mundo, depresiva, que todo le da miedo y que no puede afrontar nada y que llega a transformarse en un hombre de acción como él quería. Ese momento en el que él se dice a sí mismo ‘Voy a tomar las riendas de mi destino’.

FELIX J.P: Es muy fácil identificarse con lo que les pasa a los personajes. Y el concepto de los multiversos es mucho más “cotidano” como está contado en esta novela, que como lo conté en la Trilogía Victoriana, donde se reunían una serie de personajes para salvar al mundo.

Andalucía al Día, el amor no es nada del otro mundo¿Volveríais a repetir libro conjunto?

Felix J.P: Sí, claro. Ojalá este libro tenga éxito y nos pidieran más cosas entre los dos.

María F: Nos ha quedado además material en el tintero sobre esta historia. Hemos tenido que descartar mucho porque la novela se fue haciendo más coral de lo que pretendíamos. El protagonista tenía un gran peso al principio -y lo sigue teniendo porque es donde reside toda la historia de amor y toda la trama principal – pero luego los secundarios nos permitían desmelenarnos bastante y que fueran lo más estrafalarios posibles porque queríamos que tuviera mucho humor y comedia, pero claro, se nos ocurrían muchas tramas paralelas. Vamos que, podríamos hacer varios spin off de algunos personajes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here