Andalucía al Día, Daniel Ruiz García-La Gran Ola
Foto Rocío Parrilla

¿Y tú? ¿Quieres mantenerte arriba de ‘La Gran Ola‘? ¿Cuánto sacrificarias por ello? ¿Qué estarías dispuesto a hacer? El escritor Daniel Ruiz García nos muestra en su último libro la realidad social que muchos vivimos o hemos vivido. Una crítica del panorama laboral donde la humanidad desaparece y los números se convierten en la única verdad que nos define.

¿La vida es sobre todo sobrevivir, tal y como dice un personaje del libro?

En realidad siempre ha sido eso. En las actuales circunstancias del mundo postcapitalista, la vida, se ha convertido más que nunca en supervivencia. En otro tiempo, en los años felices de la sociedad del bienestar, cuando en España se construyó una sociedad con acceso a servicios que considerábamos que iban a ser eternos, pudimos tener la sensación de que había cierto confort, pero desde luego, la cosa ha ido a peor. Y en los últimos tiempos se tiene una mayor sensación de que la vida más que vivir, es sobrevivir.

Andalucía al Día, La Gran Ola de Daniel Ruiz GarcíaAndalucía al Día, Daniel Ruiz García-La Gran OlaNovela coral con un amplio universo de personajes con sus luces y sus sombras

En realidad lo que pretendía era reflejar o ‘hacer un fresco’ de la actividad de una empresa de las que existen hoy en día. Y además una empresa donde cualquier lector puede reconocer a la suya propia. En estas empresas se imponen dinámicas y formas de gestión que en muchos casos ha supuesto una merma de las condiciones laborales de las personas, y una dinámica basada en la rapacidad, en el ‘perro come a perro’, que al final, le arañan a la propia vida lo que tiene de bonito. Y efectivamente es una novela bastante desapacible, en ningún momento pretendí que fuera otra cosa. Cuando pensé en abordar una novela centrada en el mundo de la empresa, tenía claro que el punto de vista que quería no debía ser en ningún caso complaciente, porque esas dinámicas que se muestran en las empresas de hoy son muy despiadadas, y la mejor forma de mostrarlo es de manera descarnada y abierta. Siempre con un poco de sarcasmo para que no fuera absolutamente insoportable. Un escritor no es maestro de nada ni tiene que demostrar nada, en el sentido de consejo o moraleja, pero sí poner el dedo en la llaga sobre evidencias que deben hacer al lector pensar.

 

Introduces en la novela un elemento muy de moda, la figura del coaching, ¿te han criticado por ‘el retrato’ que haces de estos ‘profesionales’?

Creo que a quien les está molestando más, es justamente, a todos los coach. No podemos olvidar que el coaching es una disciplina, pero sobre todo es una industria que genera muchísimo beneficio, en España y en todos los países occidentales, donde se ha convertido en una fabulosa máquina de hacer dinero. El coaching lo que dice es que hay que conocerse mejor internamente para competir mejor hacia fuera. Con el paso del tiempo este método se ha sofisticado mucho, y aunque es verdad que en países como España su penetración ha sido más tardía -en torno a la década de los 90-, también ha generado un fabuloso negocio al que, curiosamente, nadie le había contestado hasta ahora, y todo ello a pesar de la endeblez de las tesis que sostiene. Tesis que en muchos casos produce sonrojo por el vacío y falta de elaboración. Todo con un lenguaje muy naif, muy cándido pero al final muy básico, que no tiene nada detrás. Supuestamente, con este tipo de discurso, se está haciendo andar a muchas empresas a través de la implantación de estos coach impuestos por la dirección empresarial.

 

El lector va a encontrale sentido al título durante la lectura en una de las sesiones que Estabile (el coah), tiene con Ribera (con otro de los personajes)

La Gran Ola yo creo que está representada en la motivación principal de casi todos los personajes de esta novela, que lo que persiguen al final es estar arriba del todo. Aunque ese arriba de la ola implique que la propia ola sea puro barro, o puro chapapote, y tengas los tobillos llenos de lodo. Da igual, porque lo importante al final es dónde te lleve la corriente. Es lo que persiguen todos, y muy concretamente el personaje de Ribera, que es la encarnación principal del arribismo, un trepa de manual y la típica persona que remonta la situación, cuando viene mal dada, al precio que sea.

¿La intención de las empresas es confundir la vida laboral y personal?

Ese concepto de que lo laboral, al final, lo digiere todo, creo que está muy firmemente implantado en las empresas. Es más, todas estas nuevas disciplinas de coaching lo alimentan. Conceptos como el de la flexibilidad, que está a la orden del día, y es uno de los mantras recurrentes del coaching: ‘debemos ser flexibles’, ‘debemos ser capaces de adaptarnos’, 24 horas disponibles, que eso, por cierto, va ligado a la concesión de un móvil de empresa para el empleado, por lo que se está localizado siempre. Otras cuestiones como la geolocalización, iniciativas como el family days, que se integra también dentro de la novela, que son celebraciones en las que las familias de los empleados son invitados a vivir un día de empresa para ‘impregnar’ a todas esas personas del discurso de la compañía, etc, etc…

 

Todo esto que relatas puede llegar a provocar un estrés acentuado y desembocar en comportamientos fuera de lugar, como el de Julián Márquez (nuestro protagonista) cuando abofetea a su hijo sin razón alguna

En mi opinión la portada del libro donde vemos a un ejecutivo con la cabeza quemada, es una imagen gráfica muy acertada para lo que estamos hablando. Hay un síndrome llamado Síndrome de Burnout, que se estudia en psicología, para definir situaciones de estrés y de bloqueo, en el cual la persona llega a tal nivel de estrés que no sabe por donde tirar, e incurre en comportamientos absolutamente desconcertantes. En esas situaciones de estrés, uno de los aspectos que siempre están presentes es la violencia, y la manera en la que cada uno tiene de canalizarla. En este caso, uno de los personajes que comentas, Julián Márquez, está en una situación tan extrema, que no sabe muy bien cómo gestionar sus sentimientos e incluso su violencia. Probablemente, y en un momento determinado, le propina a su hijo, que es la persona a la que más quiere, un guantazo que lo hace descolgarse de la silla. Mi intención era mostrar de qué manera la violencia que muchos digerimos en el trabajo al final acaba desembocando en comportamientos absolutamente inesperados.

 

¿Qué te gustaría aportar al lector con esta novela?

Lo que me gustaría sobre todo de la gente que lea el libro, aparte de que el libro les de que pensar, al menos que, en el caso concreto del coaching, empiecen a verlo con algunas sospechas. Con eso ya habré logrado mucho, porque como antes decía, que no se haya escrito nada de algo que tiene una penetración tan fuerte en nuestra vida cotidiana y en el mundo de la empresa, me parecía un poco sorprendente. Y cuando he empezado a compartir el texto con lectores, empiezo a darme cuenta de que hay mucha gente que comulga con lo que yo planteo, en el sentido de que hay mucha gente que identifica todas estas prácticas como prácticas absolutamente vacuas y como una tomadura de pelo.

 

‘La Gran Ola’ de Daniel Ruiz ha sido galardonada con el XII Premio Tusquets Editores de Novela. El jurado valoró el original tratamiento narrativo, corrosivo y descarnado, del mundo de la empresa en el que se mueven personajes de la más diversa condición, y la visión cáustica de los nuevos mantras new age que rigen el ámbito laboral y que ocultan una batalla, a veces sórdida, por la supervivencia en plena crisis.

Compartir
Periodista y Booktuber, devoro libros por afición... que he convertido en mi trabajo. Pasé unos años en Cadena Ser, RNE y Mediapro... Hasta que decidí hacer lo que realmente me gustaba y convertirlo en un estilo de vida. Leo libros y te los cuento para que tú también lo hagas ¿Has atrapado algún libro hoy?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here