Foto Facebook @dlacalle

Los medios de comunicación y muchos políticos han llamado «política monetaria no convencional» a las medidas adoptadas por los bancos centrales para salir de la crisis. Pero se trata de un concepto engañoso, porque en realidad lo que han hecho es lo mismo que siempre se ha hecho: intentar solventar desequilibrios estructurales con medidas  inflacionistas. O, como más gráficamente dice Daniel Lacalle en este libro: «Crear dinero del aire». Pero una crisis de alto endeudamiento y exceso de riesgo no se soluciona aumentando el endeudamiento e incentivando el mismo riesgo.

Atrapalibros, portada la gran trampa daniel lacalle

Que los bancos centrales tomaran medidas para liberar la capacidad de los bancos, y permitirles así prestar dinero a empresas y familias, tenía cierto sentido como medida temporal para salir de una situación extraordinaria. Pero lo que ha sucedido es que esas medidas «temporales» y «extraordinarias» se han convertido en una norma que crea incentivos perversos para repetir errores como los que llevaron al estallido de la crisis en 2008. Porque los tipos de interés bajos y la elevada liquidez no apagan el fuego: lo avivan. Esconder el exceso de riesgo bajo la alfombra de los bancos comerciales o de los bancos centrales es exactamente lo mismo.

La gran trampa de Daniel Lacalle es un libro crítico con bancos centrales, políticos y todos los que han dirigido una salida de la crisis que nos puede llevar a otra, porque si la última burbuja fue la de la vivienda, es posible que ahora estemos viviendo la burbuja de los bonos. Pero, al mismo tiempo, es un libro que ofrece soluciones proponiendo medidas para cimentar la credibilidad y evitar los enormes riesgos a los que se enfrentan nuestras economías.

Extracto de la obra

«Desde la Roma antigua, pocos han escapado a la tentación de cubrir desequilibrios estructurales devaluando el valor de la moneda y, con ello, transfiriendo riqueza de los ahorradores y asalariados hacia los sectores endeudados y hacia el gobierno. Siempre desde el engaño de decir que es “por nuestro bien”.»

«La política monetaria que se lleva a cabo en los países de la OCDE evita algunos de los desequilibrios más peligrosos para las economías, pero genera otros. Y el enorme riesgo se encuentra precisamente en lo que algunos aplauden: la enorme burbuja creada en la deuda soberana y el mercado de bonos. El objetivo de este libro es, por lo tanto, explicar al lector qué es eso de la «política monetaria» y qué hacen estos bancos centrales, que parece que tienen muchísimo dinero, a la vez que a nosotros, los mortales, cada vez nos es más difícil salir adelante. Pero, sobre todo, mi objetivo con este texto es dar soluciones realistas, que se pueden llevar a cabo hoy, para evitar que la política monetaria vuelva a crear una crisis.»

«Como me dijo un taxista en Houston una vez: “Yo no quiero que Obama le quite el dinero a los ricos, quiero que no me impida a mí conseguirlo”. Y es que las políticas orientadas a la redistribución, cuando el problema de distribución en origen está en las propias políticas de represión financiera, son simplemente una excusa. Nadie ha muerto nunca por causa de la desigualdad, lo que mata es la pobreza. Empobrecer al vecino no es una política social, es robar, es empobrecimiento por decreto.»

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here