la realidad tiene un cuarto oscuro

No puedes dejar de leer