Supermujeres superinventoras Sandra Uve
Angela Ruiz Robles

El mundo de la invención parece estar escrito siempre en masculino pero buceando en la historia de las patentes e inventos que han transformado nuestras vidas, podemos encontrar algunos sorprendentes inventos que fueron ideados y creados por mujeres. Fue una mujer quien inventó la programación informática: lo hizo Ada Lovelace a mediados del siglo XIX. También fue una mujer la inventora del lavaplatos automático, Josehine Cochran, en la misma época. Margaret E. Knight inventó la bolsa de papel, Hedy Lamarr inventó el primer sistema de comunicaciones inalámbricas, Angela Ruíz Robles el primer e-book de la historia y Gertrude Elion desarrolló el primer tratamiento contra la leucemia.

Ingenieras, diseñadoras textiles, científicas… Sandra Uve ha querido dar a conocer la tarea encomiable y el cambio significativo que supuso cada uno de estos inventos en nuestra historia. Mujeres como Martha Coston, Marie Curie, Mary Phelps, Elsa Schiaparelli, Ada Lovelace o Margarita Salas, protagonizan Supermujeres, superinventoras.

Portada supermujeres superinventoras

Supermujeres, superinventoras es un homenaje a más de 90 mujeres científicas e inventoras que han destacado en la historia. Muchas de ellas no son conocidas, pero sus ideas brillantes transformaron nuestra vida. Mujeres de todos los tiempos que, a contracorriente, lograron no sólo patentar un invento, sino también conquistar su libertad física e intelectual.

Sandra Uve es ilustradora, dibujante de cómics, escritora y guionista. Ha trabajado, escrito e ilustrado para decenas de medios de comunicación: prensa escrita, radio y televisión. El libro forma parte de su proyecto «Super Women, Super Inventors», que incluye también una exposición itinerante de las ilustraciones.

Un arduo trabajo de investigación

Sandra Uve hace un trabajo titánico de investigación para llegar a conocer a fondo y contrastar la información sobre las vidas de estas mujeres. Ha llegado a tener más de tres mil mujeres en su lista, de las que seleccionó veinticinco para una exposición itinerante en Barcelona, y noventa para este libro.

Llegar a ellas no ha sido fácil, pues no se encuentra mucha información sobre su obra ni en Internet ni en los libros. No hay que olvidar que había leyes que prohibían a las mujeres registrar patentes a su nombre, por lo que muchas están registradas a nombre de sus maridos. La mayoría de mujeres hasta casi el primer cuarto del siglo XX no tenían derechos ante la ley, y en muy pocos casos sus cónyuges fueron lo suficientemente generosos como para poner la patente a nombre de ellas.

“A medida que iba trabajando en el libro, pensaba en esas mujeres, cuyas responsabilidades eran muchas y algunas de ellas poco agradables: tenían que mantener el hogar; cuidar, educar y criar a una familia, a veces con muchos hijos; acudir a las actividades que se consideraban femeninas, permitidas por los hombres, como las reuniones para bordar y coser, los clubes de lectura sobre normas de comportamiento femenino; asistir a la iglesia, etc. Por no hablar del nutrido grupo de emprendedoras que aparecen en este libro, a las que les costó aún más salir adelante y dar de comer a sus hijos, porque se habían quedado viudas y sin capital o incluso con deudas. No hubo ni un día en el que no pensara: pero ¿cuándo y cómo han podido hacer sus inventos? Diseñar un invento es una tarea ardua, costosa y complicada, que en muchos casos necesita años para llevarse a cabo. Y la conclusión que siempre sacaba era que sin duda se trataba de supermujeres”, explicaba Sandra Uve.

Este libro es la historia de todas esas mujeres que quisieron tener el control de ellas mismas y de sus ideas. Un viaje al mundo de la creatividad que permite dar a conocer su tarea y el cambio significativo que supuso cada uno de sus inventos en nuestra historia.

El proyecto “Superwomen, Super Inventors”

“Superwomen, Super Inventors” es un proyecto que empieza en la red Instagram de Sandra Uve en 2015, y se ha desarrollado en una exposición itinerante a cargo de la Diputación de Barcelona, del 2017 al 2018, dentro de la red de bibliotecas de la provincia. Se trata una exposición de 25 mujeres inventoras, ilustradas con acuarela y tinta china, que van acompañadas de un texto con su historia y una reproducción de la patente original. En la exposición se da voz a mujeres como Hedy Lamarr (inventora del primer sistema de comunicaciones inalámbricas), Ángela Ruíz Robles (inventora del primer @e-book de la historia) o Gertrude Elion (desarrolló el primer tratamiento contra la leucemia).

Este proyecto ahora se bifurca en forma de libro con Supermujeres, superinventoras, que amplía este grupo de mujeres valientes hasta casi un centenar. Mujeres que, contra todo pronóstico, consiguieron su sueño: no sólo un invento con una patente legal, sino también su libertad intelectual y física.

 

 

SUPERMUJERES, SUPERINVENTORAS
Ideas brillantes que transformaron nuestra vida
Sandra Uve
Lunwerg Ed. 2018
15×21 cm. / 216 pp. / Cartoné
PVP c/IVA: 19,95 €
A la venta desde el 20 de febrero de 2018

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here