El encuentro artístico de Leonor Leal Chamorro, bailaora inquieta y sin reparos a la hora de investigar nuevos caminos, y Raúl Nieto Guridi, uno de los ilustradores más interesantes del panorama nacional, se ha materializado en Bailar, un libro ilustrado que contagia la pasión por el baile a lectores de todas las edades, y que desprende movimiento y reflexión, sonido y silencio.

La idea de este libro partió de la intención de responder a una pregunta sencilla: «¿Por qué bailamos?»

«Suelo dar cursos intensivos de flamenco y tengo alumnos de todo el mundo. Muchos de ellos cambian radicalmente sus vidas para venir a España y dedicarse al baile, así que un día decidí pedirles que me escribieran por qué bailaban flamenco -explica Leonor-. Me encontré con cientos de respuestas similares y decidí escribir la mía. Del porqué, pasé a sentir que era más importante contestar qué siento cuando bailo o incluso qué veo internamente cuando bailo».

“Bailo para, por, contra, de, desde, hacia ti o hacia mí»

«Bailo con sed o con pena. Con ganas o con gente. Con ruido, con miedo, con lluvia, con sangre, con cabeza o con dinero”

«Bailo en hombre y en mujer, en bicho y en pijama, en bicicleta y en huelga. Entera y enlatada, encinta, enloquecida, enamorada…. En silencio»

De la interacción con Guridi, y con los editores de Avenauta, el proyecto acabó derivando en un libro que sirviera a todo el mundo, profesional o no, relacionado con el flamenco o no. De cualquier edad y estilo.

Como añade Guridi, «hay mucha gente para la que el baile es un pasión escondida, furtiva. Bailar es para ellos, es un proyecto que intenta contagiar la ilusión hacia el baile porque hay que expresarse más, sacar las pasiones afuera, creerse capaz y disfrutar con el movimiento».

No es la primera vez que Leal y Guridi colaboran en un proyecto artístico ni editorial, ya que con anterioridad se unieron para la creación de Catalina sin pamplinas.

«La escritura es una vía de consciencia y también una manera de compartir de otra forma aquello que no cuento cuando bailo. Las bailaoras no solemos hablar cuando bailamos ni tampoco publicar libros, pero eso no significa que no tengamos toda una filosofía de lo que hacemos, llena de detalles y riqueza poética. Eso mismo es lo que me interesa ahora descubrir y compartir».

«Bailar forma parte de una investigación amplia y personal. A través de la escritura estoy intentando nombrar aquello que ni siquiera sé que tengo. ¿Cuál es el pensamiento de mi cuerpo? ¿acaso no tenemos distintos tipos de inteligencias, de pensamientos? ¿Acaso bailar no es una escritura ya? ¿escribo ahora en papel sobre lo que ya he escrito en el espacio con mis pies, con mis manos y mis caderas?»

«Cuando bailo, bailo. Sin más. Parece que sólo se trata de una cuestión de presencia escénica, concentración e inspiración pero para llegar a ese lugar nuestro cuerpo pasa por miles de imágenes, palabras detonadoras de sensaciones, parámetros espaciales, números, sonidos y hasta invocaciones a energía u otras personas», reflexiona Leonor.

Tal y como describe Guridi, Bailar recoge en sus textos «la pasión por el baile, a la vez que habla sobre la literatura del cuerpo de una forma poética y magistral, mientras que yo aporto la expresión de un momento, de un lugar en el que alguien toma la iniciativa de desempolvarse y bailar». De ahí que los dibujos sean directos y expresivos, y que apelen al movimiento.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here