Atrapalibros, escucha Cataluña, escucha España
Twitter @ed_peninsula

Cuatro catalanes de marcada personalidad, distinto signo político y reconocida influencia pública toman en este libro la palabra. Ante quienes solo ven posible el choque o, en el mejor de los casos, el debate destemplado, Josep Borrell, Francesc de Carreras, Juan-José López Burniol y Josep Piqué —que han pedido prestado para el título el primer verso de la conocida oda de Joan Maragall— apuestan por escuchar al adversario, por convencer, por hallar vías de entendimiento y acuerdo antes que seguir como estamos, en un bucle agotador de tensión y desconfianza mutuas.

Con serenidad y espíritu constructivo, y frente al crispado debate territorial en España, la suya es una apuesta razonada y documentada por abrir un cauce fructífero a la voluntad de diálogo y reencuentro de la mayoría de españoles, incluidos muchos catalanes. El mensaje de fondo es claro: la secesión no es la respuesta al desencuentro que ha protagonizado, casi acaparado, el escenario político en Cataluña en los últimos años. A estas alturas, apostar por el entendimiento y rechazar como inevitable la secesión tal vez sea un reto que se antoje casi imposible, pero, para los autores de este libro, con voluntad política incluso los puentes rotos pueden rehacerse.

Extracto de la obra

“Los cuatro firmantes de este libro solo pretendemos aportar algo de luz y algunas propuestas cuando el ruido emocional que envuelve este debate tiende a oscurecer las mentes y a precipitar decisiones que solo llevan a la frustración y al conflicto estéril. Eso sí, nuestra posición compartida está claramente expresada en el título y subtítulo del libro: reclamamos, por unanimidad, que nos escuchemos; proclamamos que la única salida es el entendimiento, y nos manifestamos sin ambages en contra de la secesión.”

“Este es, por tanto, un libro sin equívocos. Los cuatro autores rechazamos cualquier decisión y procedimiento que no respete la legalidad y se adopte violándola; es decir, no solamente no somos independentistas sino que nos oponemos por ejemplo a un referéndum que no sea legal. En definitiva, ninguno de los cuatro está a favor de saltarse de ningún modo el orden constitucional.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here