Atrapalibros, la vida es buenaAtrapalibros, la vida es buena si no te rindes si no te rindes

Seth es uno de los autores de cómic más relevantes de las últimas tres décadas. Junto a Chester Brown, Julie Doucet y Joe Matt, desde el Canadá de los años noventa apostó por la autobiografía y la autoficción como formas de llevar el cómic al terreno adulto. Su aportación en este campo es fundamental, tanto por los temas que introdujo, muy personales pero de alcance universal, como por el modo de hacerlo, que conjugaba sencillez y sensibilidad. En la actualidad es uno de los ilustradores más reputados de Norteamérica, y el público espera sus cómics, cada vez más espaciados, con auténtica expectación. La vida es buena si no te rindes es la obra con la que se consagró, y aún hoy constituye uno de sus mejores trabajos, lleno de humanidad y repleto de hallazgos que trascienden el medio del cómic.

Argumento

Seth serializó La vida es buena si no te rindes entre 1993 y 1996 en su revista Palookaville. Con esta historia, por primera vez en su carrera, daba salida a sus auténticas obsesiones como artista y como persona: el amor por los tiempos pasados, sus dudas sobre la relevancia del papel del dibujante en el mundo actual y, de un modo más sutil, la capacidad del cómic como medio narrativo para expresar la propia vida. En esta historia Seth relata su ruptura amorosa y la búsqueda de Kalo, un dibujante de The New Yorker ficticio, aunque muchos han creído real, con quien comparte rasgos estilísticos, pero que en última instancia no es más
que un McGuffin para hacer avanzar una narración mucho más compleja.

Los abundantes datos autobiográficos que Seth introduce a lo largo de esta novela gráfica confieren verosimilitud a una obra que, sin duda alguna, se erige como una de las más importantes en el ámbito del cómic de la era moderna.

Sobre el autor

Seth es el seudónimo con el que Gregory Gallant (Clinton, Ontario, 1962) se ha dado a conocer en el mundo del cómic y la ilustración. Tras estudiar en el Ontario College of Art de Toronto, comenzó a publicar su trabajo más personal y artístico en 1991 en la por entonces recién fundada Drawn & Quarterly, que en los siguientes años se convertiría en una de las más destacadas editoriales de cómic de autor de Norteamérica. Su trabajo aparecía en su propia revista, Palookaville, y en ella serializó algunas de sus novelas gráficas más importantes, como La vida es buena si no te rindes (1993-1996) o Ventiladores Clyde (1997-2017), además de sendas historias publicadas en España en un libro titulado Un verano en las dunas (1991-1993).

Seth también es autor de las monografías Wimbledon Green (2005), George Sprott (2009) y La Hermandad de Historietistas del Gran Norte (2011). Su trabajo como ilustrador le ha granjeado fama internacional, tanto por las ilustraciones realizadas para medios tan
prestigiosos como The New Yorker, como por sus portadas y dibujos interiores para la serie de libros de Lemony Snicket Preguntas equivocadas, o por sus diseños para las colecciones de Peanuts y de la obra de Doug Wright y John Stanley.

En 1997 recibió dos premios Ignatz —el más importante del cómic independiente norteamericano—, en las categorías de mejor autor y mejor novela gráfica, por La vida es buena si no te rindes. En 2005 recibió sendos premios Eisner y Harvey por su diseño para la colección de Peanuts, y en 2011 tuvo el honor de ser el primer autor de cómic ganador del premio literario del Festival Harbourfront. Además, Seth es el protagonista del documental Seth’s Dominion, que obtuvo en 2014 el premio a la mejor película en el Ottawa International Animation Film Festival.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here