Atrapalibros, niebla en tanger cristina loopez barrio

Niebla en Tánger es una mágica novela de amor, misterio y emociones ambientada en la ciudad “más literaria del mundo”, como la ha calificado la propia autora. Se trata de una extraordinaria novela circular en la que realidad y ficción se entrelazan; la acción va cobrando sentido a partir de la novela que se desarrolla dentro de la propia novela.

Una apoya a la otra en un ingenioso juego literario que ya había utilizado Julio Cortázar en su conocido cuento “Continuidad en los parques”. Este cuento fue, según declaraciones de Cristina López Barrio, el fogonazo de salida que pondría en marcha su futura novela, que ella dedica como homenaje al autor argentino.

La novela es un viaje apasionante. La protagonista se desplaza a Tánger en busca de su amante, ciudad emblemática a caballo entre diferentes culturas. El Tánger actual, reflejo de evocadores tiempos pasados, está presente en la novela a través de lugares de referencia, como el elegante hotel Villa Joséphine o la mítica librería Des Colonnes, considerada una de las más bellas del mundo.

Pero los lectores se trasladarán, también, al Tánger de la primera mitad del siglo pasado, el Tánger de la ciudad internacional, un lugar fascinante que la autora describe de una manera colorista y llena de poesía, “un Camelot –dice- que ya no se volverá a repetir”. (Pág. 221). Pero además, Niebla en Tánger es un viaje audaz al interior de la protagonista.

Recién estrenada la cuarentena, Flora ve alejarse su deseo de ser madre. Esto, junto a su sueño frustrado de dedicarse a la escritura, y a la presencia de un marido gris y previsible, hace de su viaje un espacio para tomar distancia de sí misma y llegar a decisiones importantes en su vida.

Como ya se ha apuntado, en el centro de la narración está el misterio, y en el centro del misterio, Paul, un personaje nebuloso al que solo se le adivina a través de la estela que deja su fuga incesante. ¿Cómo puede una persona, desaparecida en 1951, reaparecer en el Madrid del siglo XXI sin sufrir el lógico deterioro del tiempo? ¿Por qué desaparece sin dejar rastro después de seducir a las mujeres? ¿Es real, o imaginario? ¿Qué esconde?

El amor es otro de los elementos omnipresente en la narración. Mujeres que aman a un hombre misterioso que parece huir incesantemente; amor de madres por sus hijas, incluso las no nacidas aún; amor anticuado y rígido de abuelos a nieta; amor maternal y hondo de sencillas mujeres del pueblo a niña de casa rica; amor infantil que crece y perdura en el tiempo; amor a la hija adoptada; amores ocultos, amores prohibidos.

En Niebla en Tánger el realismo mágico está presente en muchas de sus páginas, dotando al relato en su conjunto de una atmósfera hechizante. Cadáveres embalsamados en cera que viajan de un continente a otro, días de viento furioso en los que siempre sucede lo inesperado, panderas hechas con piel de mujer que dotan a quien las toca de un poder mágico en su voz…. Pasado y presente, realidad y fantasía, se mezclan y confunden en una intrincada maraña que la protagonista irá desenredando como un detective experto.

Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here