Ángela Bonilla. Foto Rocío Parrilla

Le gusta escribir, siempre le ha gustado y consecuentemente leer, es una ávida lectora. Tiene solo 16 años, pero ya ha editado dos libros, y eso, señores, es digno de reseñar por nuestra parte. Ayer presentó ‘Realidad’, una precuela de su anterior libro (‘Amnesia’) que resuelve la historia de Helena, su protagonista. Lo hizo en la Feria del Libro de Sevilla, en una jornada maratoniana, donde esperaba encontrar tiempo para leerse los apuntes de Economía que llevaba en el bolso, pues hoy, tiene un examen de dicha asignatura.

‘Realidad’ narra el paso de la adolescencia de Helena -su protagonista- a la vida adulta, cómo se va formando y cómo se convierte en la mujer que leemos en ‘Amnesia’. “En este libro vemos cómo Helena va madurando y va creciendo como persona, mostrando una fuerza de voluntad que habitualmente no la muestra alguien de 16-17 años. Podríamos decir que es una mujer en un cuerpo adolescente. Puede que sea porque ese sueño que tuvo le afecta y lo recuerda constantemente. Todo es un transcurrir en el tiempo en el que se va dando cuenta, que todo lo que está viviendo ya lo ha vivido, y que se está haciendo realidad”.

Lo recomendable -señala Ángela- sería leernos primero ‘Amnesia’ y luego ‘Realidad’, pero también se pueden leer de forma independiente. “El primer libro tiene un prólogo, cuarenta capítulos y un epílogo que es el final alternativo. Si no te lo lees, no pasa nada, pero en el momento en que lo haces, te incita a seguir, entonces ahí está ‘Realidad’ para cerrar lo que es la historia de Helena. Sí que es verdad que puedes leer este segundo libro perfectamente sin leerte el primero, pero te quedarán aspectos que no vas a terminar de entender”.

También es difícil de entender -y admirable- cómo alguien tan joven puede combinar sus estudios, con su gran pasión -escribir- y con la música, pues hay que apuntar que toca el piano, pero además, tendrá que buscar tiempo para tener vida social y compartir momentos familiares. Así que, no sabemos cómo, Ángela logra combinar todas estas ‘obligaciones’ y placeres logrando un equilibrio pasmoso que algún día nos tendrá que explicar. “Es difícil, porque los estudios necesitan mucho tiempo y escribir necesita mucho más tiempo. Me agobio muy rápido cuando no tengo la tranquilidad suficiente para hacer ambas cosas. El truco está en organizarte bien, en marcarte un horario e intentar seguirlo. Pero la verdad es que si tu quieres lo vas a hacer, cueste lo que te cueste y vas a seguir adelante y sin mirar atrás. Si te gusta lo que haces por muchas barreras que te pongan por delante -como hizo Helena- las vas a saltar”.

Compartir
Periodista y Booktuber, devoro libros por afición... que he convertido en mi trabajo. Pasé unos años en Cadena Ser, RNE y Mediapro... Hasta que decidí hacer lo que realmente me gustaba y convertirlo en un estilo de vida. Leo libros y te los cuento para que tú también lo hagas ¿Has atrapado algún libro hoy?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here